Imprimir esta página

Bioxcalar

Puntuar este item
(0 votos)

 

La base de la función de las ondas escalares, es como portadora de información biológica. Así como es el agua en la homeopatía que puede transportar información biológica de los principios activos de las plantas, los campos escalares pueden también transportar información biológica a las células. Las ondas escalares están íntimamente ligadas con los sistemas orgánicos, al ser dichas ondas las que realizan la comunicación celular biunívoca, a través del concepto universal de la resonancia.

   Cuando dos ondas iguales pero opuestas en fase,  se encuentran, éstas pueden cancelarse entre sí pero producen el llamado campo escalar. El resultado no es exactamente una anulación de las señales sino la transformación en ondas escalares. Este tipo de campo fue el que Nikola Tesla investigó por años.

   Se ha demostrado que el campo escalar produce un efecto positivo en los tejidos biológicos, ya que son más afines a la naturaleza electromagnética del cuerpo. Nuestras hélices del ADN, en todas nuestras células, generan un arrollamiento que puede producir ondas escalares en todo nuestro organismo, ya que este tipo de ondas se crean con arrollamientos helicoidales en forma de “8”.

   El Bioxcalar funciona con 2 bandas a modo de antena, con frecuencias muy bajas que inducen una bio-resonancia en órganos y tejidos, mejorando las capacidades propias de los mismos. Cuando un órgano enferma, su frecuencia disminuye y sus funciones no se realizan en forma adecuada. La intervención del equipo, con su barrido de frecuencias, restituye la energía que el órgano necesita para funcionar correctamente absorbiendo la frecuencia específica que lo armoniza (biorresonancia). La acción en el organismo se realiza sin modificar la homeostasis debido a su baja intensidad. Ambas antenas trabajan en contrafase, es decir, con ciclos de ondas opuestas que generan el campo escalar benéfico sobre el paciente:

·         Potencian el nivel de Energía en cada célula restaurando los niveles fisiológicos de 70 a 90 milivoltios.

·         Protege al ADN del daño electromagnético

·         Mejora la nutrición celular y la función de desintoxicación

·         Mejora la función inmunológica

·         Mejora el equilibrio mental

·         Mejora el descanso

·         Mejora la circulación sanguínea

·         Restaura el equilibrio por contaminación electromagnética

 

Esta terapia ha sido probada con éxito en diversas patologías como artritis, artrosis, asma bronquial, depresiones, impotencia sexual, regulación de la hipófisis y de ovarios, regulación de las funciones renales, angina, debilidad del músculo cardíaco, prostatitis, regulación de glándulas suprarrenales y sexuales, falta de circulación, hipertensión y otras enfermedades.

Consultar precio y condiciones a través de nuestro formulario de contacto.